Noticias

Fundación Ed. Oportunidad promueve colaboración entre escuelas y diseminación de buenas prácticas

  • Establecimientos municipales de las regiones Metropolitana y Sexta se hicieron parte, por segunda vez en el año, de una “visita entre escuelas” en las cuales salas de pre kínder y kínder abren sus puertas a equipos de otras escuelas y comunas, para que observen la implementación de prácticas pedagógicas por parte de los equipos escolares.
  • En una iniciativa paralela, un grupo de 15 educadoras de párvulos lidera un proyecto de capacitación dirigido a otras 50 educadoras y técnicos en párvulos, y a más de 40 profesores de educación básica de otros establecimientos de sus mismas comunas.  

Cerca de 52 escuelas municipales de las regiones Metropolitana y Sexta se hicieron parte de una iniciativa que promueve la “visita entre escuelas”, como un mecanismo para compartir experiencias pedagógicas en el aula y así crear una comunidad de aprendizaje.

En esta actividad, las educadoras y técnicos en párvulos abren las puertas de sus salas de clases a pares de otros establecimientos, así como a equipos directivos y apoderados, para que observen la puesta en práctica de estrategias pedagógicas con los niños, un proceso que posteriormente lleva a una reflexión grupal y a la diseminación de aprendizajes entre equipos de distintas escuelas y comunas.

“Aquí uno puede visualizar, escuchar y observar cómo otra educadora utiliza una estrategia enseñada por Un Buen Comienzo y eso te da ideas de cómo hacerlo igual o mejor en tu propia sala, de acuerdo a la realidad de tu escuela. Estas visitas son un aporte importante porque nos ayudan a visualizar aquello que quizás no estamos viendo en el día a día y todo con el interés de mejorar los aprendizajes de los niños”, explicó Ruby Toro, educadora de párvulos de la escuela José Bernales de Pichidegua, establecimiento que recibió a equipos escolares de Rengo y Machalí, en la VI Región.

La iniciativa se enmarca en el proyecto “Un Buen Comienzo” de Fundación Educacional Oportunidad, el que capacita y acompaña intensivamente a equipos escolares en estrategias para desarrollar las áreas de lenguaje, autorregulación, promover la asistencia y el involucramiento de las familias de los niños en situación de vulnerabilidad social y así contribuir a mejorar la calidad de la educación inicial en Chile.

Estos encuentros bi-anuales se han vuelto instancias fundamentales para promover la mejora de las metodologías aplicadas en la educación y para dar cuenta de los avances experimentados con los niños por parte de los equipos escolares, durante su participación en el proyecto “Un Buen Comienzo”.

“Estas visitas entre escuelas son fundamentales para aprender, desde la acción, lo que propone Un Buen Comienzo. Es muy distinto verlo en la teoría que en la práctica, en la cual lo aprendido adquiere mucho más sentido”, señaló Juana Ortiz, directora del Colegio Aprender  de La Pintana, el cual invitó a otras escuelas de La Pintana y de San José de Maipo.

Las más de 50 escuelas participantes pertenecen a las comunas de La Pintana, Estación Central y San José de Maipo en la Región Metropolitana y a Rancagua, Chimbarongo, Pichidegua, San Vicente, Mostazal, Peumo, Coltauco, Coínco, Machalí, Rengo, Codegua, Las Cabras, Doñihue y Quinta de Tilcoco en la VI región.

Educadoras capacitan a educadoras:

En una iniciativa paralela, destinada también a la diseminación de buenas prácticas en educación, un grupo de quince educadoras de párvulos lideran un proyecto de capacitación dirigido a otras cincuenta educadoras y técnicos en párvulos y a más de cuarenta profesores de educación básica de escuelas municipales de las regiones Metropolitana y Sexta.

“Esta es una instancia de trabajo colaborativo que llevamos a cabo desde el año 2013 como parte clave de la diseminación de buenas prácticas en educación que propone Un Buen Comienzo. Las mentoras son educadoras a las que hemos acompañado por 3 o 4 años, quienes transfieren a  otros docentes parte de sus aprendizajes en el proyecto, dando pie a un proceso de diseminación que ayudará a que los aprendizajes sean adaptables a otros contextos”, explicó Marcela Marzolo, Directora Ejecutiva de la Fundación.

Son más de veinte las escuelas y microcentros beneficiados con esta capacitación, pertenecientes a las comunas de San José de Maipo (RM), Coínco, Machalí, Rancagua, Chimbarongo y Codegua (VI región), además de tres jardines infantiles JUNJI ubicados en la comuna de Machalí.

Las mentoras, quienes hoy están en su tercer y cuarto año del proyecto Un Buen Comienzo, fueron escogidas por su desempeño exitoso, su capacidad de liderazgo y de motivar grupos, además de la puesta en práctica sistemática de las estrategias aprendidas dentro de sus aulas.

Volver a Noticias