Noticias

Educadoras y técnicos en párvulos se gradúan de Un Buen Comienzo

Más de 60 educadoras y técnicos en párvulos de 9 comunas de O’Higgins, junto a profesionales de la Región Metropolitana, se graduaron esta tarde del proyecto de desarrollo profesional docente “Un Buen Comienzo” (UBC).

Implementado por Fundación Educacional Oportunidad en escuelas en situación de vulnerabilidad social, este programa capacita y acompaña durante dos años a educadoras y técnicos en párvulos de pre kínder y kínder de escuelas municipales para enriquecer, mediante estrategias de desarrollo del lenguaje, la calidad de sus prácticas pedagógicas.

“En este proyecto entregamos herramientas para que las profesionales de la educación potencien el lenguaje de niños y niñas, porque es un aspecto central para que puedan aspirar a mejores oportunidades en el futuro. En ese sentido, se trabaja también la asistencia a clases, el involucramiento de la familia en el proceso educativo y las capacidades de liderazgo de los equipos directivos, ello pues se requiere el compromiso de toda la comunidad educativa”, explicó Mariana Aylwin, presidenta de Fundación Educacional Oportunidad.

En una ceremonia a la que asistieron los directores de los respectivos establecimientos y los jefes Daem de las comunas, se reconoció la participación en UBC de profesionales de 30 escuelas de las comunas de Coltauco, Doñihue, Las Cabras, Mostazal, Peumo, Pichidegua, Quinta de Tilcoco, Rengo y San Vicente de la región de O´Higgins, así como de La Pintana en Santiago.

En la ocasión, además, se hizo un reconocimiento especial a 12 profesionales que fueron seleccionadas como mentoras de sus pares, en respuesta a su destacable desempeño y compromiso con el proyecto. “Uno de los ejes de Un Buen Comienzo es dejar las capacidades instaladas en las profesionales para que además de mejorar el trabajo propio, también puedan compartir sus aprendizajes y experiencias con otros equipos educativos, participen o no de UBC”, explicó Mariana Aylwin.

Otro de los ámbitos que promueve el proyecto es la utilización de la metodología de mejora continua, la cual ha permitido adaptar el modelo a la realidad propia de cada escuela, relevando la importancia de los resultados y de la medición de los mismos.

Esta es la séptima generación que se gradúa de UBC, sumándose así a profesionales de Rancagua, Codegua, Chimbarongo, Coinco y Machalí en la Región de O´Higgins y de Peñalolén, Maipú, Lo Prado, Pudahuel, Estación Central, San Ramón y San José de Maipo en la Región Metropolitana.

En total son más de 300 educadoras y técnicos en párvulos de 125 escuelas que han participado en el proyecto, beneficiando a más de 7.000 niños y niñas de entre 4 y 6 años.

Volver a Noticias