Noticias

Educadoras de párvulos lideran proceso de capacitación a pares en más de 20 escuelas y microcentros

  • Las profesionales son parte del proyecto “Un Buen Comienzo”, en el cual se capacitaron en estrategias enfocadas en el desarrollo del lenguaje, para mejorar así los aprendizajes de niños y niñas en situación de vulnerabilidad social.
  • Con el fin de diseminar buenas prácticas en educación, las educadoras comparten  sus aprendizajes y experiencias en el aula, convirtiéndose en mentoras de sus pares de otros establecimientos de la comuna. 

 Un grupo de quince educadoras de párvulos lideran un proyecto de capacitación dirigido a otras cincuenta educadoras y técnicos en párvulos y a más de cuarenta profesores de educación básica de escuelas municipales de las regiones Metropolitana y Sexta.

Esto es parte del proyecto “Un Buen Comienzo” de Fundación Educacional Oportunidad, el cual, desde el año 2008, ha capacitado a equipos de sala y directivos de más de 120 establecimientos en Chile en estrategias con foco en desarrollo del lenguaje, con el objetivo de mejorar la calidad de la educación inicial que reciben niños y niñas en situación de vulnerabilidad social.

Uno de los principios que rigen “Un Buen Comienzo” es la colaboración entre escuelas y comunas, para lo cual se creó este espacio de diseminación en el cual las educadoras se convierten  en mentoras de sus pares en otros establecimientos. En esta línea, les enseñan, en conjunto con miembros de la fundación, prácticas exitosas en el aula en áreas  de lenguaje, autorregulación y asistencia de los niños, al igual que una metodología de mejoramiento continuo que permite a los docentes ir probando y adaptando estas estrategias.

“Esta es una instancia de trabajo colaborativo que llevamos a cabo desde el año 2013 como parte clave de la diseminación de buenas prácticas en educación que propone Un Buen Comienzo. Las mentoras son educadoras a las que hemos acompañado por 3 o 4 años, quienes transfieren a  otros docentes parte de sus aprendizajes en el proyecto, dando pie a un proceso de diseminación que ayudará a que los aprendizajes sean adaptables a otros contextos”, explicó Marcela Marzolo, Directora Ejecutiva de la Fundación.

Son más de veinte las escuelas y microcentros beneficiados con esta iniciativa, pertenecientes a las comunas de San José de Maipo (RM), Coínco, Machalí, Rancagua, Chimbarongo y Codegua (VI región), además de tres jardines infantiles JUNJI ubicados en la comuna de Machalí.

Las mentoras, quienes hoy están en su tercer y cuarto año del proyecto Un Buen Comienzo, fueron escogidas  por su desempeño exitoso, su capacidad de liderazgo y de motivar grupos, además de la puesta en práctica sistemática de las estrategias aprendidas dentro de sus aulas.

Volver a Noticias